Paz y Armonía

logo

Artículos Publicados


Este espacio ha sido creado para ir incorporando artículos provenientes de distintas fuentes y autores.

Las reflexiones publicadas están en concordancia con los prinicipos del Centro, abierto al diálogo y sin representar a ningún Maestro en particular.

------------------------------------------


“COMPRENSIÓN  DE LO DIFERENTE”

USHUAIA, SILENCIOSAMENTE A LA VANGUARDIA

EL  DESCANSO REPARADOR QUE NOS ENERGIZA

CONOCER PARA COMPRENDER: El ISLAM

ESCRIBIR CON EL ALMA

¿QUÉ REPRESENTA ESTA EPOCA DEL AÑO PARA  CADA   UNO  DE  NOSOTROS?

AUSENCIAS QUE DUELEN EN LAS FIESTAS Y VACACIONES

ALGUNOS NOS ANIMAMOS A CUESTIONARNOS

JÓVENES, ¿DÓNDE ENCUENTRAN SUS MODELOS?

LAS FIESTAS Y VACACIONES SIN ELLOS/AS

SI DUELE ES PORQUE ESTOY VIVO/A

SER MORTAL



 

 

“COMPRENSIÓN  DE LO DIFERENTE”

PREJUICIOS Y DISCRIMINACIÓN POLÍTICA, RELIGIOSA, SEXUAL, etc                          

     El jueves 6 de Septiembre, la Cátedra de Introducción a la Filosofía, de la Universidad de la Patagonia, junto con el Centro Paz y Armonía, ofrecieron a la Comunidad un Debate Abierto sobre el tema Prejuicios y Discriminación.

     En primer término se realizó una presentación por parte de la docente Dra. Lilian Lucila Burlando, dando oportunidad para reflexionar, a partir de aportes de diversos pensadores, matizado con la presentación de un video. Seguido de lo cual, se dio comienzo al Diálogo, con interesantes comentarios de los participantes desde lo jurídico, psicológico y la propia experiencia de los mismos. En todo momento se mantuvo una actitud de respeto e interés por las distintas opiniones, en total concordancia con la “Comprensión de lo Diferente” y sin pretender arribar a una verdad única. Esta postura es sostenida por la Cátedra así como por el Centro PAZ Y ARMONIA.
Los conceptos básicos puestos a consideración fueron:

     PREJUZGAR: juzgar antes de conocer o sin tener todos los elementos necesarios. Lleva a una actitud afectiva adquirida antes de toda prueba o experiencia adecuadas y que se manifiesta en forma de aceptación o rechazo.
Cada hombre se forma una visión global y una respuesta sobre el sentido de su existencia. Con esta luz, interpreta sus vicisitudes personales y regula su comportamiento.

     Se generaliza, sin muchas veces tener acceso directo a los hechos y personas. Sentimos que lo conocido nos da seguridad y encontrarnos con una visión del mundo distinta a la nuestra, nos atemoriza y a la vez nos produce curiosidad cuando no rechazo.

     El crecimiento interior radica en lograr flexibilidad para aprender algo nuevo, para cuestionarnos lo viejo y responsabilizarnos de nuestras libres decisiones.

     Eric Fromm dice:“Los juicios de valor que elaboramos determinan nuestras acciones” …y ello nos lleva a discriminar.
DISCRIMINAR: Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad.

     Una de las suposiciones más comunes y a menudo más destructivas, se basa en estereotipos acerca de nosotros mismos y de otras personas.

Entraña la rotulación y categorización de personas y cosas de una manera simplista, sin la información necesaria, con los riesgos que ello implica

     Es natural…, a partir de nuestro nacimiento nos sentimos el ombligo del mundo y se requiere madurez para ir abriéndonos a lo que nos rodea.

     Todos somos únicos e irrepetibles, poseemos distintos dones e impedimentos, diferentes genes, distintas lenguas y culturas, valores, estilos de pensamiento disímiles, historias personales diferentes, etc.
Pero como miembros de la familia humana todos necesitamos ser apreciados, comprendidos… Todos hemos conocido el sufrimiento de una u otra forma.
Todos, en algunos momentos de nuestra vida nos hemos sentido  discriminados (“outsiders”) ya sea en grupos de diferentes edades, niveles sociales, culturales, religiosos, etc..  La mayoría de las veces la discriminación no es verbalizada directamente, sino en la forma que más hiere: en actitudes.

     Se necesita coraje para ser diferente, para atreverse a ser uno mismo.  

La tarea de la sociedad no es establecer la igualdad. Es desarrollar sistemas que afronten humanamente nuestra desigualdad, sistemas que dentro de lo razonable celebren y alienten la diversidad, respetando la libertad de los demás.

     Por tal motivo, educar no es hacer al otro a mi imagen y semejanza, sino ayudarlo para que sea él mismo.

      Movidos por estas reflexiones analizamos los prejuicios más comunes, entre ellos prejuicios en la ciencia, raciales, de género y sexuales.
Debido a que últimamente nuestra comunidad se ha cuestionado las diversas preferencias sexuales de las personas, nos detuvimos a compartir opiniones al respecto, con seriedad científica y con el corazón abierto.

      “ Para poder juzgar deberíamos primero comprender y sí comprendiéramos no juzgaríamos a nadie”  Rene Juan Trossero.

      Importa reconocer y valorar las cualidades que cada uno tenemos como seres humanos.
El respeto mutuo, el promover el valor y dignidad de cada uno, son elementos clave en la construcción de relaciones sin conflictos.

      Las palabras que marcaron este encuentro fueron:

      PREJUICIOS, DISCRIMINACIÓN, COMPRENSION, EMPATÍA, DIVERSIDAD, INCLUSIVIDAD, TOLERANCIA, RESPETO, MINORÍAS. COM/UNIDAD, LIBERTAD.

Lilian Lucila Burlando

volver


 

USHUAIA, SILENCIOSAMENTE A LA VANGUARDIA

     Hace poco, un prestigioso diario nacional publicó un artículo sobre Cuidados Paliativos, anunciando una práctica innovadora en nuestro país.  El tema de Cuidados Paliativos, - organizado en Norte América y en varios países europeos bajo el nombre de “Hospice”- , brinda apoyo y cuidado a las personas que se encuentran en el proceso de una enfermedad terminal y a sus familiares. Consiste en un aporte intradisciplinario que contempla, además del aspecto físico, los aspectos psíquico, espiritual, social, legal, y material del paciente y de su entorno, antes y después del fallecimiento.

     ¿ Sabía Usted, que algunos profesionales de nuestra “pequeña ciudad” nos hemos formado y venimos interviniendo silenciosamente, en las circunstancias mencionadas, desde hace años ?

     Nuestro accionar, hasta ahora, se ha centrado principalmente en el acompañamiento psicoespiritual al paciente y a su entorno, y la posterior orientación familiar durante el proceso de duelo.
Ya son tradicionales en Ushuaia los “Encuentros para Personas en Proceso de Duelo “, ofrecidos por este Centro.

     Con esta visión, durante el proceso de la enfermedad el énfasis está puesto en la sanación y no en la curación. Ello se relaciona con la restauración de las relaciones con uno mismo, con los otros, con el medio que nos rodea y con la Trascendencia.  Facilita la serenidad proveniente del cierre de temas pendientes tanto del paciente como de su entorno: Perdonarse, perdonar y ser perdonados, agradecer y despedirse.   

     Este amplio enfoque contribuye a brindar paz y a ofrecer acompañamiento para transitar dignamente el camino ineludible del cierre de la vida, que todos recorreremos. El enfermo necesita aliviar su sufrimiento físico que no es independiente de su estado anímico y por ello nos contactamos e integramos con el equipo médico.

     Lo más innovador de este aporte es que promueve, en lo posible, la permanencia del paciente en su hogar, visitado por un equipo profesional y por voluntarios capacitados.

En nuestra ciudad, habitada mayoritariamente por personas alejadas de su familia de origen, la necesidad de un acompañamiento más personalizado es imperiosa, en tales ocasiones.
No sólo la persona en estas circunstancias requiere compañía y apoyo, sino quienes la rodean, protegiéndolos de no caer en el “Burnout” o desgaste provocado por las exigencias propias de la  situación.  En algunas ocasiones, algo tan simple como colaborar realizando algún trámite, acercar algún material de lectura o música preferida, permanecer con el enfermo, posibilita un momento de solaz “sin culpa” a quien lo cuida y contribuye a aliviar la situación. Las necesidades y creatividad de cada caso son impredecibles.

     Siempre hay algo que podemos hacer, aunque más no sea sentarnos junto a alguien acompañándolo para que no se sienta sólo. Esta soledad no se refiere tanto a presencia física sino a la soledad de no poder compartir dudas, temores y deseos, muchas veces silenciados con la intención de no provocar sufrimiento a los íntimos.
Una mano cálida y un oído paciente sanan corazones ávidos de afecto en circunstancias tan especiales.

     Quienes deseen unirse a nuestra “misión” serán bienvenidos, pues hay lugar para todos: profesionales o no, personas de distintas edades y sexos. Sólo se requiere deseos de colaborar en forma desinteresada, movidos por el amor a nuestros semejantes. El equipo brinda orientación y sostén a los voluntarios.
En nuestro accionar no existe interés político ni económico; tampoco proselitismo religioso, que no sea el de una apertura Universalista a aquello Superior en todo ser humano.

     La única y gran retribución es que “ayudando nos ayudamos”.

Lilian Lucila Burlando

volver


 

EL  DESCANSO REPARADOR QUE NOS ENERGIZA

     Cuando mencionamos la palabra descanso, de inmediato la asociamos a feriados, fines de semana,  vacaciones y paradójicamente lo que menos hacemos en esas oportunidades es descansar.
      Nos organizamos para hacer y no para ser, confundimos inactividad  con holgazanería,  y así nos perdemos vivenciar la “libertad” del  llamado  tiempo libre.
     Cómo sería la experiencia de abrirnos voluntariamente, en un período determinado,  a lo que sucede? A  las sorpresas, a la aventura, al Misterio?, proponiéndonos  dejar de controlar y simplemente vivir, sentirnos fuera del tiempo.
     La creatividad, las ideas más fecundas,  surgen cuando estamos relajados, cuando reducimos la  velocidad y libremente  nos permitimos pensar, admirar, compartir, sorprendernos y no pasar por la vida sin darnos cuenta.
     La naturaleza nos brinda  modelos  de períodos de actividad y descanso: las estaciones,   el día y la noche, los tiempos de abundancia y de sequía, el sueno y la vigilia y muchos más.

     Con frecuencia este “no hacer”  es la ocasión para  vernos a nosotros mismos y a lo que nos rodea con una nueva luz, posibilitándonos  introducir cambios significativos.
     Saber si lo que hacemos, - muchas veces  automáticamente -, es lo que realmente nos da placer,  preguntarnos si bajo el mandato de  ser siempre  productivos  no corremos  tras un éxito volátil que nos deja  insatisfechos y estresados; registrar si al ser  víctimas de apuntar al “más” nos perdemos experimentar la paz del “suficiente”, no sólo en lo material sino en nuestras expectativas respecto a los que nos rodean. 
     No somos lo que hacemos sino lo que somos. A veces confundimos nuestra esencia, nuestra identidad, con nuestros roles e imagen,  fuera de los cuales  nos sentimos  “nadie”.
     Nos esforzamos por monitorear  nuestros recursos materiales( muchos o pocos) ,de los cuales  nunca estamos seguros, descuidando tomar conciencia  del empleo de nuestras potencialidades, tiempo, relaciones y por sobre todo de nuestra energía de Vida. 
     La energía vital, base de nuestra existencia,  es todo lo que tenemos. Es preciosa porque es limitada, intransferible  e irreversible y porque la invertimos según nuestros valores y el propósito de nuestra vida..

     Corremos el riesgo de sobre-exigirnos. Hablamos de stress…,.al pretender responder a las innumerables necesidades que nos rodean, temiendo no ser reconocidos y “ dejar de existir” al no ser necesarios, olvidando  nuestros limites.
     Vivimos permanentemente tomando decisiones, nos lanzamos hacia ellas y  pocas veces nos detenemos a escuchar nuestra voz interior pues requiere silencio e implica riesgos que no aceptamos correr.. Sólo en condiciones de quietud reflexiva  podemos darle cabida al agradecimiento por todo lo que la vida nos da,  y reconocer que son regalos, que la felicidad es un estado de la mente y no el furtivo placer de un momento.
     La claridad de la percepción, combinada con una actitud receptiva nos permiten experimentar la armonía y el equilibrio para ir creando, a partir de descansos activos,  la obra maestra de nuestra vida.

     Recursos como las expresiones a través del arte, la meditación, la contemplación de lo que nos rodea  y los diversos caminos espirituales facilitan estos espacios y tiempos reparadores. 

     Es apoyados en estos principios, que ofrecemos vivir la experiencia en un Encuentro de Descanso Reparador, en  silencios alternados con reflexiones, sin exigencias, en contacto con la naturaleza, dispuestos a ir haciendo camino al andar….Sin otro interés que darnos una oportunidad para preguntarnos:

¿Quién soy yo ante mis propios ojos?
¿Qué cosas y actividades me son realmente importantes?
¿Cuáles son mis principales valores?
¿Cómo deseo pasar el resto de mi vida?

Lilian Lucila Burlando

volver


 

CONOCER PARA COMPRENDER: El ISLAM


El Islam es una de las Religiones con mayor número de adeptos en la actualidad.


     Es sólo cuestión de costumbres distintas o tenemos aspectos en común?
Las experiencias que estamos viviendo a nivel mundial nos hacen tomar conciencia, más que nunca, de las diversas costumbres y creencias de la humanidad.

     No somos el ombligo del mundo ni los dueños de la verdad...
" La religión no es una colección de creencias, dogmas o un grupo organizado llamado iglesia, sino la forma en que pensamos y obramos en respuesta al misterio de la trascendencia." Carl Jung
Cada religión tiene tres aspectos fundamentales que son los Valores, los Símbolos y las Prácticas.
Las religiones, en sus distintos lenguajes de lo sagrado, se pueden simbolizar como:
… un jardín con distintas flores;
... muchos espejos donde nos miramos los seres humanos;
... varios caminos en búsqueda de la Verdad Trascendente.

     En este mismo momento, en incontables partes del mundo, personas de distintos  credos están  honrando a “su Dios” de muy diversas formas: Quienes haciendo penitencia, otros orando, algunos ayunando, tal vez permaneciendo en silencio o cantando o danzando, etc.   

     Es así que existe diversidad en las prácticas y en los símbolos, sin embargo los principales Valores son comunes a todas las grandes religiones.

      El crecimiento del fanatismo, el fundamentalismo y la intolerancia en el mundo, están ocurriendo por que algunas  personas están atrapadas sólo en las prácticas, los símbolos o las
costumbres, olvidando los valores humanos....".

     Cada religión tiene sus dogmas, ritos y tradiciones, y el informarnos de ello nos permite comprender más a los que la practican y a la vez, profundizar y comprometernos más con nuestras propias creencias y Valores.
Sería imposible abarcar todos los modos en que el hombre intentó e intenta preguntarse por la trascendencia y acercarse a una divinidad.
El filósofo Humberto Ecco sostiene: “ No es accidental que todas las religiones usen la palabra misterio. El hecho de que hayamos nacido y tengamos que morir nos impone siempre una serie de preguntas sobre lo que sucedió antes y lo que sucederá después: Es el misterio de la vida humana. Exista Dios o no, el misterio religioso no se puede obviar." 
Más allá de tal o cual religión, la espiritualidad está grabada en lo profundo del ser humano.

     Con el Islam – una de las religiones con mayor número de fieles en el mundo, damos comienzo a un Ciclo sobre las Grandes Religiones. En una actitud de apertura, compartiremos información sobre las respuestas que el Islam da a las preguntas que todos nos hacemos:
¿ quién soy?,¿ de dónde vine y adónde voy?, ¿ qué sentido tiene mi vida?,  ¿ existe la felicidad ? ...el mal y el bien?, etc., etc.

Lilian Lucila Burlando

volver


 

ESCRIBIR CON EL ALMA

     Tengas experiencia en escribir o no, descubrirás mediante una guía tu capacidad para darle mayor sentido a tu vida. Todos, más allá de edad, condición social, nivel de instrucción, y características personales, estamos en capacidad de expresarnos de este modo

     Escribir con el alma, desde el alma, y para el alma,… es escribir con sinceridad, sin censura, guiados por nuestros recuerdos y sentimientos, permitiéndonos contemplar la vida desde otra perspectiva.

     Aún en silencio, estamos en diálogos internos permanentes,  y el transcribirlos, nos obliga a salir del círculo vicioso en el cual caemos con frecuencia,  y nos mueve a  concretar  en el ahora, lo que sentimos.

     Esta es una propuesta a “tocar tierra”, bajando situaciones que vuelan en nuestra imaginación y que una vez escritas dejan de ser las mismas.
     En el proceso de escribir de este modo descubrimos dimensiones previamente irreconocibles en nuestra vida y tomamos conciencia de valores, creencias, prejuicios, esperanzas, talentos, debilidades.  Surgen cuestionamientos metafísicos y religiosos, así como temas vinculados a lo material,  a nuestra salud, trabajo, relaciones, etc.,;  nada es ajeno a nuestro estar en el mundo. 

     La vida y sus circunstancias nos moldean cual el escultor a su obra,  y así como el cincel saca a la luz lo que estaba potencialmente en el mármol,  así, lapicera en mano, vamos  descubriendo tesoros ocultos, advertencias, oportunidades, aprendizajes.

      ¿Para qué, muchas veces, buscar afuera lo que ya está adentro?
Aunque visitemos antiguos lugares, abrimos nuevas puertas y ventanas y terminamos sorprendidos por nuestros hallazgos.

     Así como una excavación arqueológica, implica polvo y sudor, esta actividad,  una vez superados esfuerzos y dificultades, nos abre al gozo del descubrimiento, al cambio y a nuevos proyectos. En la distancia del tiempo y con las emociones más serenas, algunos  temas nos llevan misteriosamente a clarificar trabas que nos impedían ser creativos, a seguir nuestras intuiciones, y a expresar nuestras potencialidades con renovadas energías. 

     En el proceso, observamos cómo se van encajando experiencias dolorosas y gozosas, cómo vamos integrando sus fragmentos en la trama de nuestra vida abriéndonos a nuevas perspectivas futuras. Esta integración también nos facilita la toma de decisiones.

     La experiencia de re-cordar , re-unir partes de nuestra vida que ahora tienen algo más para decirnos, es lo que algunos llaman encontrarnos con nuestro Maestro Interior, es la posibilidad de celebrar el acrecentamiento de nuestra verdadera Sabiduría.

     Esta práctica, nada nueva, se está tornando cada vez más frecuente y valorada y es implementada en Universidades, Colegios, Centros Comunitarios, Hospitales, Comunidades Religiosas, cárceles, etc..
El Centro Paz y Armonía ha realizado a lo largo de los anos, algunos Talleres con características similares.
A veces, este modo de escribir, es utilizado exitosamente como complemento en procesos de psicoterapia, ya que colabora en la elaboración y aprendizaje de vivencias traumáticas. Es así como, aunque no es considerada formalmente terapéutica, es “sanadora”,  - mejora las condiciones de vida – nos lleva a agradecer experiencias y nos impulsa a cambios con una diferente perspectiva.

     " Con el tiempo y la ayuda de decenas de investigaciones , hoy sabemos que la escritura expresiva provoca una serie de efectos en cascada sobre la salud física: estimula la protección inmunológica, relaja, y mejora la calidad del sueño, ayuda a controlar la presión arterial, reduce el consumo de alcohol y fármacos. Además, reordena el pensamiento, promueve la conexión con los otros y disminuye las crisis depresivas. Parece mágico"
 James Pennbacker ( profesor de Psicologìa de la Universidad de Texas).

     Ante semejante tarea, ¿por dónde empezar manteniendo  la espontaneidad? 
Para ello se  requiere un mínimo de organización a través de algunas pautas. Guías que permiten procesar el torbellino interno logrando un cierto orden al seleccionar temas. Precisamente allí está parte de la riqueza, en descubrir lo que en el presente es más importante, aunque antes no lo haya sido, y viceversa. 

     Al evocar recuerdos y sentimientos dejamos de lado lo cronológico. En un puro presente es posible saltar hacia adelante y hacia atrás en el tiempo, ya que la vida no transcurre habitualmente en forma prolija.
“Los sucesos en la vida acaecen en una secuencia temporal, pero, según su significado, encuentran en nosotros su propio orden” Eudora Welty

     En esta modalidad de escritura, cada uno es la única autoridad: sólo necesitamos simples consignas que nos allanen el camino. Fuera de toda  censura, evaluación o consejos, únicamente con la libertad de escribir, ya que se trata de nuestra vida, sus recuerdos y sentimientos actuales. De este modo, nos focalizamos en lo que brota de nuestra alma, sin detenernos en reglas ortográficas o sintaxis.

     Es una tarea que nadie puede realizar por nosotros, pero que si es llevada a cabo en presencia de otros, en un respetuoso silencio y  resguardando la privacidad, puede llegar a enriquecerse. Cuando se está en grupo, aunque la tarea sea simultánea, cada persona la hace a su nivel, dado que cada uno está en un diferente lugar y momento de  su vida. Ya provistos de estas herramientas, se puede continuar el trabajo en forma individual cuando se lo desee.

     Con esta práctica, no sólo nuestra transformación individual tiene efecto, revisando y erradicando hábitos que no nos benefician, sino que al estar mejor situados en la vida, contribuimos a mejorar la sociedad.

     Al recorrer aspectos de nuestra vida tomamos conciencia que las circunstancias ya no son las mismas, que la vida es cambio, y vamos encontrándonos con quienes somos ahora y entendiendo cómo llegamos a este punto. Nuestros escritos quedan como testigos que nos posibilitan recurrir a ellos después de un tiempo y sorprendernos al reencontrarnos con quién éramos y ya no somos.

     “La vida sólo puede ser entendida mirando hacia atrás, pero debe ser vivida hacia adelante”
                                                                                      S. Kierkegard (Filósofo danés 1813-1855)

     Es la riqueza y singularidad de una novela con un sorprendente final abierto…

Lilian Lucila Burlando

volver


 

¿QUE REPRESENTA ESTA EPOCA DEL AÑO PARA  CADA   UNO  DE  NOSOTROS? 

        
Diciembre 2006

    Nostalgia...Ausencias...Depresión...Escapismo...Incertidumbre...
Proyectos... Esperanza...Fe...Transformación….Regocijo….Encuentros ?

     “La vida no examinada no merece vivirse.” Platón

      Llegamos a esta época del año e indefectiblemente, aunque no siempre en forma consciente, nos replanteamos el camino recorrido y el camino por recorrer.  Finales que siempre han tenido un comienzo, en un ciclo que si bien se repite, es siempre distinto, por que la VIDA ES CAMBIO.

     Las experiencias personales vividas son únicas e irrepetibles, de manera que esta época del año es diferente para cada uno de nosotros.

     En este recorrido vital, nuestra condición humana nos lleva a  pensar, sentir, desear, proyectar y actuar.

Dice el poeta:
                                                      “……..Despídete: de lo malo que sufriste,
                                                      Sin atarte a tu ayer
                                                      Reclamando lo que no es posible.

                                                      Despídete: del mal que cometiste,
                                                      Sin atarte con culpas y reproches;
                                                      Perdonándote a ti mismo.

                                                      Despídete de las ofensas que te hirieron,
                                                      Sin esclavizarte en la prisión
                                                      Del rencor y la amargura.

                                                      Despídete:
                                                      De lo bueno que viviste,
                                                      Sin apegarte al tiempo que pasó,
                                                      Por el temor del presente y del futuro….”.                                                                                                                                                                                     
Rene J. Trossero                                                               

     Necesitamos pausas, reflexión, meditación, para poder seguir caminando hacia la Transformación,… “ para SER el que aún no eres…”
Es tiempo de interrogarnos:  

    ¿Dónde estamos, en relación a nuestro hogar, trabajo, vecindad,… naturaleza ….?

    ¿Con quiénes estamos ?  sean éstas, presencias físicas o mentales, - de otros tiempos o latitudes - , sin dejar de considerar la interconexión de todo lo existente :  animales, entorno, clima, etc.

    ¿Hacia dónde nos dirigimos ¿Cuál es nuestra meta? 
Descubrir nuestra misión es mucho más que sobrevivir, va más allá de logros y fracasos.
Ninguna meta alcanzada, saciará nuestra sed de infinito si no le damos un sentido a nuestra existencia.

     La dimensión espiritual está siempre en todos los seres humanos, canalizada por algunos, a través de religiones, pero no exclusivamente de ese modo.

     No es casual, que gran parte de la Humanidad coincida, en esta época del año, en celebraciones, ya sea religiosas o de ciclos de la Naturaleza, uniéndonos más allá de razas y mares, en los grandes temas :  Nacimientos,  Misterio,  Amor, Esperanza….

Esta es una excelente oportunidad para detenerme en mi caminar y reflexionar sobre mi presente:.
- ¿ Dónde estoy?  ¿ Cómo estoy ?
-  ¿Con quiénes estoy?
-  ¿Qué deseo continuar o modificar ?.
-   Elaboro mi Misión, clara, precisa y breve
-   Mi Visión y proyectos detallados. Hacia dónde me dirijo y cómo?
-   ¿Cuál es mi sustento espiritual ?

Lilian Lucila Burlando

volver


 

AUSENCIAS QUE DUELEN EN LAS FIESTAS Y VACACIONES

      La vida es cambio permanente, dejamos atrás lo conocido, sentimos que perdemos, y enfrentamos lo nuevo con incertidumbre.
      Ya nada es igual… Dejar, provoca un dolor que responde a distintas causas y constituye una experiencia universal, manifestada de diversas maneras.
      Dejamos y nos dejan:  seres queridos, salud, bienes, posiciones, proyectos, etc. y a todo ello lo denominamos pérdidas, y así lo sentimos en esas circunstancias: no hay vuelta atrás. Sin embargo, al analizar nuestros pesares reconocemos, con el tiempo, que no han sido pérdidas totales, que algo nos queda, pues a través de ellos hemos aprendido y nos hemos enriquecido como personas. Descubrimos ocultas potencialidades en nosotros y en los que nos rodean. Todo depende de la actitud que adoptemos ante esas circunstancias, sin negar el dolor, la aflicción y el vacío que nos provocan.
      Por ello me resisto a utilizar la palabra pérdida y prefiero hablar de cambios dolorosos, de desprendimiento….
      El proceso y tiempo de duelo es muy variado y depende de diversos factores, pero en situaciones normales sobreviene, al fin, una serena aceptación del Misterio, detrás de cada ¿por qué? 

      ¿Qué puede ayudar para ir descubriéndole nuevo sentido a nuestra vida y serenarnos?

      Ayudan los valores espirituales, el recibir y brindar afecto, el ocuparnos de los otros. El aprendizaje de experiencias previas superadas es importante en este humano transitar, no libre de desaliento así como de coraje. Sin embargo, en algunas circunstancias, cuando el proceso se prolonga más de lo habitual impregnando e interfiriendo en toda nuestra vida, es momento de pedir ayuda.

     Todos nos necesitamos, pero la ayuda externa sólo puede ser efectiva si va acompañada por nuestro deseo de encontrarle un sentido a ese dolor. Dolor que se agudiza particularmente durante las Fiestas y Vacaciones.
      Los valores espirituales, canalizados a través de posiciones filosóficas, o creencias religiosas, posibilitan atravesar los períodos de dolor con la esperanza de que vendrán momentos nuevos. La vida continúa… A la noche le sigue el día,  pero todo a su debido tiempo…
      Más allá del momento en que cada uno se encuentre en este proceso, todos los que sientan la necesidad de detenerse y recordar en forma especial a sus seres ausentes, son invitados para transitar juntos parte de este camino.

Lilian Lucila Burlando

volver

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

ALGUNOS NOS ANIMAMOS A CUESTIONARNOS


     ¿Qué tiene de Santa esta Semana?

¿Observó qué durante ciertas fechas coinciden diversas festividades de tinte religioso?

Tal es el caso de estos días: Semana Santa para los Cristianos, Pesaj para los Judíos, el aniversario del nacimiento del Profeta para el Islam,  celebraciones Budistas, comienzo de ciclos en la naturaleza, etc.
Todas Celebraciones que marcan cambios: la vida, la muerte, la resurrección, la liberación, el peregrinaje,  etc.

¿Será que todavía perdura el sentimiento religioso?
Es un hecho que, asistamos o no a Iglesias, Templos o Mezquitas, estas fechas continúan figurando en los calendarios de gran parte de la humanidad, constituyendo hitos que recuerdan creencias sobre el Más Allá.
Algunos podemos elegir descansar, pasear, reflexionar, acercarnos a la comunidad religiosa afín a nuestras creencias, pero, aunque sea en forma imperceptible, estas fechas están impregnadas de un tinte sagrado.

     A través de los siglos, en distintas partes del planeta, de diversas formas según cada cultura, pero algo distinto perdura en el aire…..Nos lo recuerdan huevos y conejos de chocolate, roscas de Pascua exhibidos en los negocios;  tarjetas de saludos, visitas o llamados telefónicos, mensajes electrónicos, etc. Para algunos, todavía persiste la reunión en torno a la mesa familiar, que aunque parezca  limitarse sólo a un hecho social y gastronómico, sin embargo marca una diferencia a lo largo del año.

     ¿Dónde está el límite entre lo sagrado y lo profano?  ¿Es que existe tal límite ?
Aunque intentemos evadir el aspecto espiritual profundamente arraigado en cada ser humano, la realidad nos lo recuerda y cuestiona constantemente: ¿vida, muerte, felicidad, dolor, destino, ser superior, etc. ?

     La razón intenta encontrar la Verdad; las diversas religiones institucionalizadas brindan respuestas sustentadas por la fe; las tradiciones continúan intuitivamente su legado.

     El don de la libertad nos permite elegir, ya que es nuestra individual e ineludible tarea animarnos al lento e inacabado proceso de buscar y crear nuestras propias respuestas.
     Ello requiere humildad y tiempo de información, reflexión, observación y experimentación.
     Cuando la búsqueda es abierta, auténtica y comprometida, da como fruto serenidad, paz interior y comprensión entre los seres humanos y esta Semana puede habernos dejado un interrogante.

     No estamos solos y estas celebraciones nos recuerdan que la vida es cambio.

     ¡ Feliz Pascua, Feliz Pesaj, Feliz… etc…..! ¡ Feliz libertad para el cambio !

 

      Marzo 2008

Lilian Lucila Burlando

volver

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

JÓVENES, ¿DÓNDE ENCUENTRAN SUS MODELOS?

     Ustedes: Jóvenes y Nosotros: Adultos…., como si hubiera un límite preciso entre ambos: entre "los que tienen que aprender" y “los que sabemos” …entre los "inmaduros" y los "maduros"....Por cierto no intentamos en estas reflexiones, abandonar nuestro lugar de adultos ni exigirles a ustedes más de lo que su experiencia de vida puede brindarles.  
Más que cuestionar las conductas de los jóvenes, -generalizándolas -, interesa saber qué esperan y necesitan ustedes  de los adultos y qué les podemos ofrecer, en un esfuerzo por aproximarnos y escucharlos sin prejuicios.
Todos los adultos estamos involucrados en el testimonio que les damos, no sólo los padres o docentes sino los que nos consideramos adultos. Todos somos Maestros y a la vez Discípulos si estamos dispuestos a enseñar y a aprender de los jóvenes, y hasta de la misma naturaleza y de los seres que la habitan. 
Con frecuencia, asumimos una postura omnipotente con escasa apertura a lo nuevo, a lo que evoluciona, sin a veces tener claro dónde está el punto de inflexión. Leemos nuestras experiencias de vida como si estuvieran escritas sobre roca, inalterables, y no consideramos las cambiantes circunstancias del existir.  
Creemos que una postura de humildad, nos puede restar autoridad, sin registrar que son nuestras conductas las que manifiestan nuestra autenticidad.  “Las palabras suenan, los ejemplos truenan”.
Muchas veces exigimos de ustedes, los jóvenes, conductas acordes a nuestras expectativas y conveniencias, cuando en realidad no tenemos claro muchos temas trascendentales. ¿ Estamos preparados para el diálogo, si previamente no buscamos esclarecer en nuestro interior valores y creencias sobre la vida, la muerte, el amor, el sexo, la familia, el trabajo, etc.?
Nos horrorizamos ante algunas de vuestras conductas, siendo que mediante aportes producidos por el mundo adulto los intoxicamos con programas de TV y otros medios. Se les ofrecen modelos identificatorios idealizados que llevan a la frustración, no sólo por lo inalcanzables, sino porque apuntan al éxito, a la negación del esfuerzo, de la constancia, del lugar de los otros y del registro de los propios límites. El parámetro que se les ofrece es la ley, con sus múltiples posibilidades de ser burlada, ya que no está interiorizada como un modo de promover la convivencia pacífica en un pleno respeto por el otro.
En consecuencia, el refugio de los jóvenes, ante la realidad de la vida, lo constituyen los grupos de pertenencia, que a veces, lejos de contribuir a afirmar la personalidad, confunden y tiranizan. 
Los adultos debemos asumir una actitud de resiliencia, que contribuya a elevar vuestra autoestima y acrecentar la esperanza, constituyéndonos en personas significativas que estimulen vuestras potencialidades, en pleno proceso de formación.  

     Como respuesta a estos y otros planteos, brindando un espacio para el encuentro y la reflexión, se ha concretado en 1994, en Ushuaia, el Centro de Estudio, Meditación y Acción "PAZ y ARMONIA".  Es un Centro focalizado fundamentalmente en la Prevención de todo aquello que pueda generar violencia.
Lo singular de este espacio es que integra los aspectos Intelectuales, Espirituales y Sociales, y no se adhiere a ninguna línea religiosa ni política determinada, respetando las creencias, ideas, edades y tiempo de cada persona.

Desde lo Intelectual el Centro ofrece reuniones de estudio y debate de diversas posturas filosóficas, teológicas, literarias, psicológicas, etc. Temas como:
La Libertad
Angustias, Stress, Fobias y Miedos
Duelos
Amor y Sexualidad
Comprensión de lo Diferente, etc.

     Como es inevitable en toda profunda reflexión surgen planteos espirituales a los cuales cada persona responde de una manera única, más allá de determinados caminos religiosos que son respetados.
     Por el otro lado, el alimento intelectual y espiritual no puede hacer menos que movernos a la ACCIÓN,  esforzándonos por vivir nuestra vida cotidiana en PAZ y ARMONIA y compartiendo nuestras potencialidades con la comunidad.
En esta oportunidad, y en referencia al tema tratado en este artículo, invitamos a todas aquellas personas de TODA EDAD Y CONDICIÓN que deseen contribuir con sus ideas y acciones que se comuniquen con el Centro. tierra.lilian@gmail.com  02901-445294 o al celular 1545-8777. 

La propuesta es organizar encuentros gratuitos, de pequeños  grupos, fuera del ámbito familiar, escolar, religioso, político, deportivo, donde libremente nos escuchemos, jóvenes y adultos. 
Sabemos que no vamos a cambiar el mundo, pero tenemos la seguridad que juntos, con nuestro pequeño aporte,  vamos a contribuir a que haya algo más de paz y entendimiento entre  USTEDES, los Jóvenes y NOSOTROS los Adultos.

Lilian Lucila Burlando

volver


 

LAS FIESTAS Y VACACIONES SIN ELLOS/AS   Lilian Lucila Burlando

     La vida es cambio permanente, lo que significa dejar atrás lo conocido, sintiendo que perdemos, y enfrentarnos con la incertidumbre de lo nuevo. Dejar, casi siempre, provoca un dolor que responde a distintas causas y constituye una experiencia universal que se manifiesta de diversas maneras y responde a distintas causas.
Dejamos y nos dejan :  seres queridos, salud, bienes, posiciones, proyectos, etc. y a todo ello lo denominamos pérdidas, pues en esas circunstancias sentimos que no hay vuelta atrás.. Sin embargo, al analizar nuestros pesares reconocemos, con el tiempo, que no han sido pérdidas totales, que algo nos quedó, pues a través de ellos hemos aprendido y nos hemos enriquecido como personas. Todo depende de la actitud que adoptemos ante ellos, sin negar el dolor, la aflicción y el vacío que nos provocan.
Por ello me resisto a utilizar la palabra pérdida y prefiero hablar de cambio con dolor, desprendimiento….
El proceso y tiempo de duelo es muy variado y depende de diversos factores, pero en situaciones normales sobreviene, al fin, una serena aceptación del Misterio, detrás de cada ¿por qué? 

     Qué nos puede ayudar a ir descubriéndole nuevo sentido a nuestra vida y serenarnos?
Los valores espirituales, el recibir afecto, el aprendizaje de experiencias previas, el ocuparnos de los otros, son pilares fundamentales en este humano transitar, no libre de desaliento asi como de coraje. Sin embargo, en algunas circunstancias, cuando el proceso se prolonga más de lo habitual impregnando e interfiriendo en toda nuestra vida es momento de pedir ayuda.

     Todos nos necesitamos, pero la ayuda externa sólo puede ser efectiva si va acompañada por nuestro deseo de encontrarle un sentido a ese dolor. Dolor que se agudiza particularmente durante las Fiestas y Vacaciones.
Los valores espirituales, canalizados a través de posiciones filosóficas, o creencias religiosas, posibilitan atravesar un período de dolor con la esperanza de que vendrán momentos nuevos. La vida continúa… A la noche le sigue el día,  pero todo a su debido tiempo…
Para acompanarnos y transitar parte de este camino juntos, el Centro Paz y Armonía, en su misión comunitaria, invita el sábado 15 de diciembre a las 17.30 hs.  Inscripción previa. Sin cargo.

volver


 

SI DUELE ES PORQUE ESTOY VIVO/A



     La vida es cambio permanente, lo que significa dejar atrás lo conocido, sintiendo que perdemos, y enfrentándonos con la incertidumbre de lo nuevo.           Dejar, provoca dolor y constituye una experiencia universal que se manifiesta de diversas maneras y responde a diversas causas.
Dejamos y nos dejan seres queridos, salud, bienes, posiciones, proyectos, etc. y a todo ello lo denominamos pérdidas, y así lo sentimos en esas circunstancias. Sin embargo, al analizar nuestros pesares reconocemos, con el tiempo, que no han sido pérdidas pues a través de ellos hemos aprendido y nos hemos enriquecido como personas. Todo depende de la actitud que adoptemos ante ellos, sin negar el dolor y la aflicción que nos provocan.
Por ello me resisto a utilizar la palabra pérdida.

     El proceso y tiempo de duelo es muy variado y depende de diversos factores, pero en situaciones normales sobreviene, al fin, una serena aceptación del Misterio detrás de cada ¿por qué?  Los valores espirituales, el recibir afecto, el aprendizaje de experiencias previas, son pilares fundamentales en este humano transitar, no libre de desaliento y coraje. Sin embargo, en algunas circunstancias, cuando el proceso se prolonga más de lo habitual e impregna toda nuestra vida es momento de pedir ayuda.

     Todos nos necesitamos, pero la ayuda externa sólo puede ser efectiva si va acompañada por nuestro deseo de encontrarle un sentido a ese dolor. Para ello es importante tener presente la realidad de que la vida es cambio, y así como ahora estamos atravesando un período de dolor vendrán momentos nuevos. A la noche le sigue el día, pero todo a su debido tiempo…

Lilian Lucila Burlando

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

SER MORTAL Sergio Bergman


Aunque nuestra única certeza al venir al mundo es que alguna vez vamos a tener que dejarlo, tendemos a vivir negando esta evidencia. 
Este acto de negación primordial, más allá de operar como una salvaguarda natural de nuestro aparato psíquico, no evita –sin embargo– que cuando la muerte irrumpe en nuestras vidas quedemos arrasados, partidos y pidiendo explicaciones. Y a cualquiera que en ese momento nos recuerde que ya lo sabíamos, que conocíamos de sobra la finitud que está cifrada en nuestras células, le responderemos simplemente que no.

Por otra parte, y aunque es una certeza biológica, esa finitud no está necesariamente incluida en la educación y en la formación espiritual de los seres humanos.
Si queremos contactarnos con estas dimensiones, tenemos que hacer un trabajo. Tendemos a pensar, equivocadamente, que escamotear la noción de muerte ante los ojos de nuestros niños (que camuflar esa realidad con metáforas y subterfugios) va a mitigar su sufrimiento. Por el contrario, no solo los niños no necesitan esa anestesia retórica (ya que son superconductores y entienden perfectamente todo), sino que creo, además, que el procedimiento correcto es el inverso: cuanto antes logremos anticipar estas verdades acerca de la finitud, para procesarlas en un marco educativo basado en los valores del amor, la contención; mayor sabiduría espiritual alcanzaremos.

Los chicos, por otra parte, conocen la muerte aunque no se la expliquemos. Son nociones que tienen integradas de nacimiento. En este sentido, sería mejor aprender de ellos. La vida está llena de cosas que carecen de explicaciones. Pero no por eso debemos ignorarlas, o soslayarlas. Muchas veces pareciera que solo estamos dispuestos a incorporar aquello que podemos explicar. Y en ese afán, desechamos el resto. Hacernos verdaderamente humanos en lo mortal, es por el contrario, asumir también esas realidades que no tienen explicación, como, por ejemplo, la muerte. Asumirlas. Con frustración, sí. Desde luego. Con dolor, con sufrimiento, con padecimiento y hasta con impotencia, porque aquellos que amamos se van… Pero no por eso dejamos de asumir y de internalizar esa realidad, ya que ganaremos en riqueza espiritual.

Por último, y como otra faceta de este tema, debemos plantearnos claramente que la muerte es esencialmente una experiencia de vida. La muerte como experiencia de muerte es un misterio. Nadie puede hablar de la muerte desdela muerte. Ese relato no existe. El único contacto que tenemos de la muerte se nos presenta desde la vida. Y en eso sí tenemos una amplia y sobrada experiencia. Por eso lloramos. Y lloramos no solo por el que se va. Lloramos también por nosotros, que nos quedamos con la muerte sobre las espaldas, tratando de seguir con la vida a pesar de todo. Este límite, creo, marca nuestra esencia. Si hay algo que jalona nuestra humanidad es precisamente la mortalidad. 
Al mismo tiempo, si hay algo que nos permite darle sentido a la vida es, justamente, ser interrogados por la muerte. Todo lo que sabemos acerca de la muerte solo puede ser implementado, traducido y desplegado en la vida. Anticipar estas nociones, como decíamos antes, nos permite ser más humanos.

 

Una reflexión del libro Ser humanos del Rabino Sergio Bergman.

 

 

volver

Dirección: del Monte esq. del Tolkeyen,
Teléfonos : 445294, 1545-8777

www.centropazyarmonia.com.ar

tierra.lilian@gmail.com

Volver a página principal